La migración en exposición

Regresar
Octubre, 02 del 2018

 

Este viernes 5 de octubre se inaugura la exposición “Arrival City: Ciudades de llegada” en la Sala de Arte Moderno de Larcomar. Conversamos con Carola Durr, encargada del proyecto integral y directora del Goethe-Institut.


Esta exposición del Goethe-Institut refleja la manera en que los migrantes se insertan en la actividad económica, social y cultural de una ciudad. Es la primera vez que se presenta en el Perú y el inicio de una gira que se realizará en diez ciudades a nivel mundial.


–¿Cuál es el significado de la exposición “Arrival City: Ciudades de llegada”?

-La migración nos acompañará en el futuro como un fenómeno social determinante. Por eso es importante ocuparse de la migración a través de sus muy diversas fases. La exposición muestra el aspecto de la infraestructura urbana y la arquitectura.


–¿Cómo ve el fenómeno de la migración en el Perú?

–Con la migración, no solo Lima ha crecido demasiado en los últimos diez años. También otras ciudades como Arequipa, Cusco, Trujillo o Cajamarca reciben el flujo del campo. Y por otro lado existen regiones que se van vaciando, en las que ya casi no quedan jóvenes. También a éstas les afecta la migración de forma opuesta. Además poco a poco Perú se está convirtiendo en un país de inmigración.

La exposición ofrece una muestra fotográfica que retoma las tesis que formula el periodista canadiense Doug Saunders en su libro ‘Arrival City – The Final Migration and Our Next World’ donde se ve cómo han sido aplicadas en Alemania.

La parte peruana ha sido curada por el arquitecto José Ignacio Pacheco, decano de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Privada del Norte. Muestra la vida en los conos con fotos de Gladys Alvarado Jourde y Gonzalo Cáceres Dancuart. Además, junto a los estudiantes de la UPN,  se creó una maqueta que muestra el crecimiento de Lima desde los años 60, y cortos donde documentan el día a día y las esperanzas de la gente en los pueblos jóvenes.


Carola Durr, directora del Goethe-Institut.


–¿Por qué se reconoce el fenómeno de la migración como una ‘oportunidad’?

–En el fondo las grandes ciudades se han convertido en lo que son gracias a la migración. Esto no solo refiriéndonos a Lima, sino también a otras ciudades como Nueva York, Paris, Berlín o Barcelona, donde gracias a los que llegaron se ha desarrollado una atractiva diversidad de vida cultural. Por lo general lo migrantes traen consigo mucha energía, porque quieren lograr algo. Se convierten en motores dentro de la sociedad ciudadana.


–¿En el Perú se saca provecho del movimiento migratorio nacional e internacional?

–¡Naturalmente! El mejor ejemplo es la ya mundialmente conocida cocina peruana, cuya característica particular depende en gran parte de la fantástica fusión de las más variadas cocinas nacionales e internacionales. En ella se encuentran los Andes, la Amazonía, China, Japón, Italia, Francia y muchos otros países en una misma olla.


Por otro lado, una de las presentaciones que tiene al público entusiasmado es el proyecto ganador del concurso Migraton VR 2018. Una instalación de Realidad Virtual, que es un juego en el que debes ponerte en la posición de un funcionario fronterizo y decidir si dejas entrar al país o no a los migrantes, evaluando individualmente sus respectivas hojas de vida.


Comentarios